Granma Diario
11 de junio de 2001

Ciego de Avila: Hallan uno de los mayores sitios aborígenes del Caribe

                     Ortelio González Martínez

                     CIEGO DE AVILA.óLas más de mil piezas encontradas hasta
                     ahora en el sitio arqueológico Los Buchillones, muy cercano al
                     poblado avileño de Punta Alegre, confirman que en esa zona
                     del litoral norte existió uno de los mayores asentamientos
                     aborígenes del Caribe, hace más de 1 700 años.

                     Jorge Calvera, investigador del Ministerio de Ciencia,
                     Tecnología y Medio Ambiente, en Ciego de Avila, dijo que se
                     sabe que el grupo habitó el lugar entre los años 1220 y 1620 y
                     pertenecía a los agricultores ceramistas, como lo reafirman las
                     piezas encontradas recientemente.

                     Las intensas labores de excavaciones incluyeron la
                     construcción de diques en el mar y en una laguna, así como en
                     la franja de arena que separa a ambas zonas de agua.

                     Calvera precisó que el objeto más prominente hallado es un
                     hacha petaloide de madera, primera de su tipo en el área de
                     las Antillas, la cual, según se estima, tuvo valor ceremonial.

                     En uno de los trabajos de campo concluidos aparecieron un
                     dujo, postes de viviendas, un bastón de mando, cerámicas,
                     guano y horcones, entre otros objetos de valor.

                     El especialista argumentó que la búsqueda también confirmó la
                     presencia de viviendas taínas, a diferencia de otros
                     asentamientos de Sudamérica (norte de Brasil y Venezuela) y
                     La Española (Haití y Santo Domingo), donde no se ha
                     encontrado este tipo de evidencia.

                     Desde 1994, especialistas de Cuba y Canadá desarrollan un
                     proyecto de colaboración que continuará el próximo año en un
                     área cubierta por el mar casi en su totalidad.