Primera Hora
martes, 27 de septiembre de 2005

Serrano dice operativo FBI podría cambiar percepciones sobre EE.UU.

Leonardo Aldridge  PRENSA ASOCIADA

SAN JUAN. El congresista demócrata de origen puertorriqueño José Serrano afirmó hoy que el operativo en el que el Negociado Federal de Investigaciones (FBI) disparó y mató al dirigente independentista Filiberto Ojeda Ríos cambiará la forma en que los puertorriqueños perciben al gobierno estadounidense.

Serrano, nacido en Mayagüez y quien está en su noveno ciclo en el Congreso federal como representante por Nueva York, dijo que las expresiones de indignación por el operativo no se limitan al sector independentista.

"Eso ha tocado a mucha gente y es posible que cambie la relación o la forma en que la gente vea la relación de Estados Unidos con Puerto Rico. Personas que no veían un gran problema con la relación con Estados Unidos podrían ahora ver esto como un acto de arrogancia total de Estados Unidos para demostrar su fuerza", dijo Serrano desde Washington a Prensa Asociada.

Serrano sostuvo que sectores estadistas y estadolibristas han expresado su descontento con "la arrogancia" del FBI de no informarle al gobierno local sobre el operativo y de "quizás permitir que el hombre se muriera".

El gobernador Aníbal Acevedo Vilá ha reconocido que se enteró de la operación contra el dirigente del Ejército Popular Boricua-Los Macheteros por los medios de comunicación.

El congresista demócrata emplazó al Departamento de Justicia de Puerto Rico a realizar una investigación propia sobre los hechos del 23 de septiembre, que pueden arrojar información distinta a la pesquisa del Departamento de Justicia federal.

"Yo quisiera que el Departamento de Justicia de Puerto Rico hiciera una investigación propia, y que el gobierno de Puerto Rico se atreviera a retar por primera vez al gobierno federal y conseguir algo diferente a lo que la investigación del Departamento de Justicia federal consigue", indicó Serrano.

El secretario de Justicia en Puerto Rico, Roberto Sánchez Ramos, ha dicho que las autoridades locales están dispuestas a radicar acusaciones contra funcionarios federales si se determina la comisión de un delito.

Serrano subrayó que las autoridades locales cuentan con múltiples fuentes de información que podrían dar un cuadro más claro de cómo falleció Ojeda Ríos, buscado por el FBI durante los últimos 15 de sus 72 años por el millonario robo de un camión de la Wells Fargo en Connecticut en 1983.

El legislador admitió que es cuesta arriba lograr una investigación del Congreso federal en torno a las actuaciones del FBI, pero sostuvo que discutiría la posibilidad con los también congresistas de origen puertorriqueño Nydia Velázquez y Luis Gutiérrez, así como con el comisionado residente Luis Fortuño.

"Eso no se ha discutido hasta ahora. Tradicionalmente tendría que ser un caso reconocido por todos los congresistas para que se atienda, tiene que haber tiempo para educar a los otros congresistas. Yo voy a ver qué piensan los otros colegas, pero tradicionalmente ese tipo de petición no llega muy lejos", indicó.

Fortuño dijo en una entrevista separada con Prensa Asociada que la investigación en torno a la muerte de Ojeda Ríos se está atendiendo adecuadamente en la Oficina del Inspector General, que responde simultáneamente al Congreso y al Departamento de Justicia federal.

"Está en el lugar correcto", dijo al cuestionársele la viabilidad de una pesquisa legislativa.

"Siendo realista, y luego de la situación de Katrina que costó tantas vidas y millones de dólares, no ha podido haber una investigación congresional. Hay que ser realista, para este otro asunto lo podría haber tampoco", aseveró.