Primera Hora
martes, 27 de septiembre de 2005

PNP se une a reclamo para que se investigue muerte de Ojeda Ríos

SAN JUAN. Ante la sospecha de que se le violaron derechos civiles, líderes del Partido Nuevo Progresista (PNP) coincidieron hoy en que se deben investigar las circunstancias en que el líder machetero Filiberto Ojeda Ríos murió de un disparo del Negociado Federal de Investigaciones (FBI).

Sin embargo, el presidente del PNP, Pedro Rosselló, rehusó opinar si el FBI actuó indebidamente durante el operativo que desembocó en la muerte de Ojeda Ríos.

"Vamos a tener un poquito de visión y vamos a permitir que se investigue esto hasta la saciedad... emitir juicios sin tener los elementos no es muy sabio", dijo Rosselló.

Ojeda Ríos, quien murió el viernes de un disparo en la residencia donde se escondía en Hormigueros, era buscado por el robo de 7.2 millones de dólares a un camión de Wells Fargo en Connecticut en 1983.

Rosselló no se aventuró a pronosticar las consecuencias políticas de la muerte del dirigente de la lucha armada para lograr que Puerto Rico se independice de Estados Unidos.

"Debemos esperar a que se termine la investigación... Es increíble que, sin conocer, la gente siga diciendo que esto va a afectar los movimientos políticos", añadió en una rueda de prensa en la que oficializó su candidatura para revalidar como presidente del PNP.