Primera Hora
lunes, 26 de septiembre de 2005

Municipio de Hormigueros planifica convertir en museo casa de Filiberto Ojeda

PRENSA ASOCIADA

HORMIGUEROS La residencia que albergó durante el clandestinaje a Filiberto Ojeda Ríos en Hormigueros podría convertirse próximamente en un museo dedicado al líder machetero que murió el viernes allí tras recibir un balazo de un francotirador del Negociado de Investigaciones Federales (FBI).

Ello, si prosperan los planes del alcalde de Hormigueros, Pedro García, quien indicó que el martes se reunirá con la Asamblea Municipal para solicitarle que le autorice comprar la estructura que desea convertir en museo.

"Vamos a comprar esta propiedad y, además, le vamos a poner a esta calle (que da acceso a la propiedad) el nombre de Filiberto Ojeda Ríos", expresó hoy el ejecutivo municipal.

La residencia donde se ocultaba Ojeda Ríos en el barrio Jagüita de Hormigueros se encontraba ocupada el lunes por las autoridades federales, que investigan allí la escena en la que murió el líder independentista.

La pesquisa se extenderá, al menos, hasta el martes debido a su complejidad, precisó el coronel José Luis Caldero, superintendente Auxiliar de la Policía a cargo del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC).

En el lugar, se encuentran ocho agentes de la División de Homicidios del CIC de Mayagüez, una docena del Instituto de Ciencias Forenses y el fiscal José Frank Nazario.

"Ésta es una escena muy difícil y estamos tomando en consideración todo", señaló Caldero.