El Vocero
8 de abril de 2004

Otros tres boricuas candidatos a beatos

 
Por: Ivis Negrón Pérez
Redactora EL VOCERO

Las causas de tres puertorriqueños, posibles candidatos a convertirse en beatos, se encuentran en distintas etapas de recopilación, de información e investigación.

Varias organizaciones compuestas por religiosos y laicos trabajan paralelamente en promover las causas de las monjas madre Dominga Guzmán y madre Soledad Sanjurjo, así como del maestro Rafael Cordero. Todas están en etapas tempranas a nivel de las diócesis de San Juan y Ponce.

"No hay prisa. El trabajo hay que hacerlo muy concienzudamente, que todo se haga correctamente", comentó el padre Tarcisio Gotay, postulador en la diócesis de Ponce de la causa de la madre Dominga, fundadora de la congregación de las Hermanas Dominicas de Nuestra Señora de Fátima.

La madre Dominga, distinguida por su dedicación a los pobres y a la evangelización de las familias, especialmente en la zona sur del país, fue la primera religiosa en fundar una congregación en la Isla. También se le reconoce como pionera al llevar a las religiosas a convivir con las comunidades y a enfatizar en la labor social.

Gotay explicó que dentro del proceso que se lleva en la diócesis de Ponce ya se terminó la recopilación de testimonios, de quienes interactuaron con la monja, que falleció en 1993 a sus 95 años. Actualmente, dijo, se está trabajando en los documentos escritos por madre Dominga, entre ellos un extenso epistolario, que incluye comunicaciones a sacerdotes, obispos y hasta funcionarios de la Santa Sede.

Sobre la causa del maestro Rafael Cordero, está a punto de constituirse el tribunal que analizará la llamada fama de santidad del reconocido educador del Siglo 19, explicó el abad Oscar Rivera. Además, está en proceso la investigación que lleva a cabo la Comisión Histórica que se constituyó luego de que en agosto pasado el arzobispo de San Juan, Roberto González, autorizara la apertura de la causa del maestro Rafael.

"Esta causa tiene una función social. Hay que reconocer que los negros son puertorriqueños, y que forjaron la puertorriqueñidad en el Siglo 19", dijo el padre Rivera. A pesar de que no se ha encontrado ningún escrito del maestro Cordero, existen biografías y reseñas periodísticas que revelan la vida de más que un excelente y devoto educador, un extraordinario cristiano.

El más reciente anuncio sobre una tercera causa de beatificación hecha por el Arzobispo es el de la madre Soledad, de la Congregación de las Siervas de María. Quienes le conocieron resaltan su entrega desinteresada a los ancianos y desamparados. Los restos de madre Soledad, quien falleció en 1973, fueron exhumados el pasado 25 de febrero, y trasladados hasta el convento de las Siervas de María en el Viejo San Juan.

"Para mí, hay causa probable. Esta mujer practicó las virtudes en grado heroico", expresó el padre Mario Mesa, postulador de la causa de madre Dominga.