Granma Diario
mayo 8, 2002

Sepultado en Manzanillo Primitivo Pérez

                    Ramón Sánchez Parra

                    MANZANILLO. Primitivo Pérez Fernández, el campesino que
                    posibilitó el reencuentro de Fidel y Raúl en Cinco Palmas, falleció
                    en la tarde del lunes víctima de una penosa enfermedad. Él fue
                    quien condujo a Raúl desde la casa de Hermes Cardero hasta la
                    finca de Mongo Pérez en Cinco Palmas, el 18 de diciembre de 1956
                    para ser testigo excepcional de aquel trascendente momento de
                    nuestra historia, cuando el líder de la Revolución expresó ante el
                    reducido grupo de hombres: ¡Ahora si ganamos la guerra!

                    El entonces joven campesino continuó colaborando posteriormente
                    con las bisoñas fuerzas del Ejército Rebelde en la transportación
                    de pertrechos y avituallamientos. Al momento de morir ostentaba
                    varias condecoraciones y una destacada trayectoria laboral
                    además de haber sido delegado directo al IV Congreso del Partido.

                    Su sepelio, efectuado la tarde del martes, constituyó una sentida
                    manifestación de duelo para todo Manzanillo. Las palabras de
                    despedida estuvieron a cargo del coronel Justo Noriega Benítez.
                    Junto a su tumba fueron depositadas ofrendas florales en nombre
                    de nuestro Comandante en Jefe, de Raúl y del Comandante de la
                    Revolución Juan Almeida Bosque, presidente de la Asociación de
                    Combatientes de la Revolución Cubana.